El Colegio pide que no se denigre la imagen de las enfermeras con disfraces sexistas durante los Carnavales

0
15
Foto: https://diarioenfermero.es/

El Colegio de Enfermería de Alicante, conjuntamente con el CECOVA y los colegios de Enfermería de Castellón y Valencia, quiere hacer un llamamiento a la sensibilidad y al respeto a la imagen de las enfermeras ante la proximidad del Carnaval evitando la venta de disfraces sexistas y que denigren la imagen de nuestras profesionales.

Desde el Colegio apostamos por una imagen seria, moderna y realista de Enfermería, que englobe la diversidad del colectivo de enfermeras y su profesionalidad.

Las imágenes y actitudes sexistas dificultan la superación de un sistema de valores caduco y obsoleto, por machista y sexista, que está costando ímprobos esfuerzos erradicar y que está siendo el caldo de cultivo de fenómenos de una gravedad extraordinaria, como es el de la violencia de género.

Además, causan un enorme perjuicio a la imagen de miles de profesionales de Enfermería que, día a día, desarrollan una inestimable labor a favor de la salud y el bienestar de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana.

No hay que olvidar que el colectivo de Enfermería, que en un porcentaje superior al 80% está conformado por mujeres, es el encargado de escuchar y atender a mujeres víctimas de esa violencia y, por ello, somos un colectivo especialmente sensibilizado en que no se debe minimizar la importancia de hacer pública expresión de esas actitudes sexistas y machistas.

Coincidencia con la Unión de Consumidores

Prueba de la necesidad de tener en cuenta nuestra reivindicación la representa que la propia Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana haya llamado la atención en un comunicado difundido recientemente (basado en un informe realizado con respecto a diferentes web de tiendas de disfraces de los modelos que se ofertan para la celebración de Carnavales) sobre el hecho de que “en cuanto a los disfraces de oficios y profesiones se sigue utilizando la imagen de la mujer, con disfraces provocativos y presentándola como un objeto sexual. En este sentido podemos encontrar diferentes versiones de disfraces de enfermera, fontanera, bombera o piloto que nada tiene que ver con los uniformes de trabajo actuales que se utilizan en estas profesiones. Por lo tanto, al continuo abuso de los roles de género que podemos encontrar en los disfraces de oficios y profesiones, hay que añadir la imagen que presentan de la mujer en estos casos”.