La Organización Colegial denuncia las trabas que hacen desaparecer a los profesores enfermeros en la Universidad

0
34

La docencia protagoniza el primero de los doce meses de la campaña enfermera “2020, 12 causas por la Enfermería”, que sirve para visibilizar y trasladar a la sociedad distintas realidades y facetas de la profesión enfermera en el marco del declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Año Internacional de las Enfermeras y las Matronas. La docencia y la investigación son los pilares en los que debe sustentarse la profesión de Enfermería del presente y del futuro -y por tanto de ello dependen los cuidados y asistencia que reciben los ciudadanos- y distintas entidades y agentes relacionados con el Grado Universitario de Enfermería cree que el futuro de la profesión peligra por las políticas relacionadas, por ejemplo, con el personal docente.

Asignaturas impartidas por profesionales de otras ramas, las dificultades para acreditarse por la Aneca, las bajas retribuciones y un 25 por ciento menos de profesores en un plazo de cinco años dibujan un complejo panorama en el ámbito docente que compromete la formación de las futuras enfermeras y enfermeros.

La presidenta de la Conferencia Nacional de Decanas y Decanos de Enfermería (CNDE), Cristina Monforte, asegura que “tenemos el reto de reponer ese profesorado lo que significa formarlo, acreditarlo y que pueda acceder a la plaza”. Esto, asegura, “es algo que ya se venía haciendo, pero en lo que ahora debemos insistir más porque nos estamos ‘jugando’ las facultades”. Uno de los principales problemas, añade, reside en que “la carrera de profesor de universidad no termina de ser ni atractiva ni fácil”.

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, lamenta también el que se esté contratando un gran número de profesores que no son enfermeros: “Es habitual que se contrate a otros profesionales cuyas disciplinas nada tienen que ver con la nuestra. Tenemos que apostar porque en nuestras facultades el profesorado, en un tanto por ciento importante, sea enfermero”.

Este último aspecto molesta especialmente a los estudiantes de Enfermería. “Hay materias, como la Anatomía o la Bioquímica, donde puede haber otros especialistas, pero la mayor parte de la carrera y por supuesto las asignaturas puramente enfermeras deberían estar impartidas por enfermeras que conozcan bien los cuidados. Aquí aprendemos a cuidar. Pero en general se nota que faltan profesores, con bajas sin cubrir, profesores que repiten en varias asignaturas e incluso prácticas que se quedan sin realizar”, denuncia Alicia Andújar, presidenta de la Asociación Estatal de Estudiantes de Enfermería. 

Una de las posibles soluciones, según Eva García Perea, directora del Departamento de Enfermería de la Universidad Autónoma de Madrid, pasa por “cambiar los modelos de contratación. Actualmente para contratar una enfermera o enfermero se ofrece una plaza de ayudante de doctor y lo lógico sería que haya plazas de vinculado, de profesor ayudante, puestos que permitan seguir trabajando en un hospital, por ejemplo, y compatibiliza eso con la docencia”.

Para Cristina Monforte, otro problema añadido son los elevados estándares de acreditación que actualmente se exige al profesorado. En su opinión, “es necesario adecuar los estándares de acreditación porque no se corresponden a una disciplina clínica y nos estamos encontrando con que nuestro profesorado no se está acreditando”.

En esta línea, la decana de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Castilla-La Mancha, Carmina Prado, cree que la falta de reemplazo de profesores no se debe a que no haya enfermeros cursando el doctorado o ya doctores, sino que la Aneca retrasa estas acreditaciones, algo que se solucionaría si más enfermeros acreditáramos a nuestros propios compañeros”.

La campaña “2020, 12 meses por la Enfermería” que dedica a la formación su primer capítulo forma parte de las iniciativas puestas en marcha por la Organización Colegial de Enfermería en el marco del Año Internacional y del movimiento Nursing Now, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE). Todas las acciones que se presentan en este año tan especial para las enfermeras de todo el mundo se encaminan a reforzar la visibilidad y el liderazgo de nuestras profesionales en todo el mundo, que se conozca la gran labor que día a día realizan con los pacientes; que las enfermeras ocupen el lugar que se merecen, que les corresponde y que la sociedad actual necesita para hacer frente a los nuevos retos que se nos están ya planteando, retos como el de la cronicidad y a los que la enfermera, como experta en cuidados, es la profesional capaz de dar respuesta”, recalca Pérez Raya.

Las causas y asuntos en las que se focalizará cada mes la campaña serán objeto de análisis y debate en los medios de comunicación del Consejo General de Enfermería con una apuesta especial por la participación de los profesionales y la sociedad en general a través de las redes sociales donde se empleará el hashtag #12mesesxLaEnfermeria.

También se ha realizado una información en vídeo sobre el tema.