Liderazgo enfermero en la vacunación en grupos de riesgo y pacientes crónicos

0
50
Foto: Diario Enfermero

Diario Enfermero. ÁNGEL M. GREGORIS

Tal y como resalta la Organización Mundial de la Salud, la vacunación evita, actualmente, entre dos y tres millones de muertes al año, alzándose como la intervención de salud pública más exitosa y rentable que pueden tener los países y uno de los mayores logros de la humanidad. La sociedad y las instituciones se enfrentan ahora a un gravísimo ataque por parte de ciertos sectores antivacunas, que se empeñan en desprestigiar la fiabilidad conseguida durante décadas, poniendo en grave peligro la salud pública. Esta problemática es todavía mayor con grupos de riesgo y así se ha puesto de manifiesto en el III Foro de Vacunas, organizado por wecare-u, en el que se ha puesto de manifiesto la importancia de las enfermeras a la hora de prevenir y educar en salud a la población.

“La vacunación forma parte de la prevención primaria, donde las enfermeras y enfermeros juegan un papel fundamental y protagonista para incrementar la sensibilización e información de la población diana”, ha destacado Diego Ayuso, secretario general del Consejo General de Enfermería, durante el foro. Asimismo, ha querido recordar que las enfermeras son “el profesional sanitario que realiza la vacunación y el registro de la misma en la historia clínica del paciente, garantizando la trazabilidad, el control y el seguimiento”.

Durante el foro, se ha presentado el documento de vacunación a grupos de riesgo en el que se implementan medidas efectivas y se realizan propuestas que permiten optimizar la situación actual e incrementar las coberturas y cumplimiento de pautas con estos grupos.

“Los pacientes con patologías crónicas, inmunodeprimidos, asplénicos, oncológicos, trasplantados… son la población diana como grupos de riesgo y las enfermeras debemos ser líderes en detectarlos y ofertarles la vacunación recomendada en los diferentes protocolos de salud pública para prevenir complicaciones en su enfermedad, mejorando así su calidad de vida”, ha resaltado Florentino Pérez Raya, presidente del CGE. En este sentido, Ayuso también ha recordado que “la vacunación en estos casos es un factor de gran relevancia en la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y en la atención al paciente crónico, cada vez más prevalente por el incremento de la esperanza de vida”.

Protagonista

Desde la Alianza General de Pacientes, su presidente, Juan Manuel Ortiz, ha señalado que los pacientes identifican claramente a las enfermeras como protagonistas indiscutibles en vacunas. “Es necesario incrementar el papel de las enfermeras en vacunación, así como conseguir que los pacientes tengan un papel activo reclamando las vacunas que están recomendadas en cada situación”, ha puntualizado.

Pérez Raya ha querido puntualizar que desde le Organización que preside “se promueven las estrategias de sensibilización, formación e información a enfermeras en relación con la vacuna, realizando formación continuada y jornadas específicas”. “Consideramos que la vacunación es una estrategia de salud pública prioritaria en la atención de la población en general y de los pacientes crónicos y de riesgo de forma especial”, ha aseverado.

Desde la institución, han expuesto claramente la coste-efectividad de la vacunación, tal y como resalta el estudio El coste de vacunar a lo largo de toda la vida en España, publicado en la Revista Española de Salud Pública. “El relativo bajo coste de la vacunación a lo largo de toda la vida y los importantes beneficios para la salud que conlleva la vacunación hacen que esta medida sea útil y rentable, por lo que se debe reforzar la evaluación de los programas de vacunación para asegurar la vacunación adecuada en todos los momentos de la vida”, destaca el trabajo de Marta Soler, Carmen Olmedo, Laura Sánchez-Cambronero, Elena Cantero y Aurora Limia.

Programas

Así, se demuestra que “los programas de vacunación sistemáticos han conseguido disminuir en España la incidencia de enfermedades como la tosferina, la difteria, la poliomielitis, el sarampión, la rubeola, la parotiditis y el meningococo C en torno a un 99%”.

“Es imprescindible apostar y potenciar estos programas, puesto que han demostrado enormemente su eficacia. No podemos tolerar que movimientos antivacunas se carguen años de progreso y las enfermeras estamos en el día a día con la población y los pacientes para concienciar, enseñar, educar y fomentar la vacunación en la población infantil, población adulta y especialmente a los pacientes crónicos y de los grupos de riesgo”, ha concluido Diego Ayuso.