Visto bueno del Congreso a la ley impulsada por SATSE que podría convertir a España en el primer país europeo en garantizar la seguridad del paciente

0
21

Una medida que el Colegio también ha venido reivindicando históricamente

El Pleno del Congreso de los Diputados ha tomado en consideración la Ley que podría convertir a España en el primer país europeo y uno de los primeros del mundo en garantizar la seguridad en la atención sanitaria a los pacientes y al conjunto de la ciudadanía a través de una asignación máxima de pacientes por cada enfermera o enfermero en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios.

Tras su debate en el Pleno de la Cámara Baja, la Ley de Seguridad del Paciente, impulsada por el Sindicato de Enfermería, SATSE, ha obtenido el respaldo mayoritario de los grupos políticos para ser tomada en consideración y continuar así su tramitación parlamentaria en la Comisión de Sanidad, abriendo un espacio de presentación de enmiendas con la intención de consensuar y aportar mejoras al texto de la norma.

La norma tomada en consideración establece unas líneas claras mínimas para que los pacientes dispongan de un número suficiente y adecuado de enfermeras y  enfermeros en todos los hospitales, centros de salud o centros sociosanitarios, evitando así que el actual deficit estructural de plantillas que existe en nuestro país pueda seguir perjudicando la atención que reciben los pacientes y ciudadanía y que provoca, incluso, más fallecimientos, como constatan numerosos estudios nacionales e internacionales.

En concreto, y en  lo que respecta a los hospitales, la Ley de Seguridad del Paciente establece que se asigne un máximo de seis-ocho pacientes por cada enfermera, y en el caso de los centros de salud, la asignación de población por cada enfermera o enfermero no deberá superar nunca los 1.500 habitantes. La realidad actual es que en muchos de nuestros hospitales hay entre 15 y 20 pacientes  por cada enfermera, y en  los centros de salud, la asignación de pacientes por enfermera/o es de entre 1.600 y 2.000 personas. 

“Se trata de una norma necesaria, justa  e igualitaria que beneficia a todos y todas, y de manera especial a los pacientes, que responde también al compromiso consensuado por los partidos políticos en la Comisión para la Reconstrucción Social y Economía de nuestro país de mejorar y reforzar el Sistema Nacional de Salud a través de una dotación adecuada de las plantillas de enfermeras y enfermeros”, señala SATSE. 

Al respecto, la organización sindical y la colegial recuerdan que España tiene una ratio de cinco enfermeras/os por 1.000 habitantes, mientras que la media en la UE es de casi nueve enfermeras/os por 1.000 habitantes, lo que le sitúa en el “farolillo rojo” en todos los análisis y estudios, habiendo, además, países que superan las 15 y 17 enfermeras/os por 1.000 habitantes. 

Un asunto el de las ratios de máxima preocupación para el Colegio y el resto de la Organización Colegial de Enfermería de la Comunidad Valenciana, toda vez que el incremento del número de enfermeras en el sistema sanitario público es una constante reivindicación colegial. Una circunstancia que es fundamental para conseguir la mejor calidad de atención para los pacientes. Esto ha sido puesto de manifiesto por el Colegio precisamente durante toda la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, toda vez que la manifiesta escasez de enfermeras que se viene denunciando ha redundado de forma negativa en un mejor funcionamiento del sistema sanitario y de la calidad asistencial.

La Ley Seguridad del Paciente entró en el Congreso de los Diputados como una Iniciativa Legislativa Popular una vez que logró el pasado año cerca de 700.000  firmas de ciudadanos y profesionales sanitarios, además de contar con el apoyo de organizaciones de pacientes y usuarios, personalidades de la sociedad española  (comunicación, cultura, deporte…) y asociaciones enfermeras de todo el mundo.

Foto: www.satse.es